Talleres C.O.D.A. Valencia | 96 347 47 51 - 645 918 205 - 695 538 078 coda@tallerescoda.com

Al igual que es posible adaptar los vehículos particulares, también se pueden adaptar los taxis para poder ofrecer este servicio a las personas que sufren de alguna minusvalía, problema de accesibilidad o utilizan silla de ruedas. Si quieres saber cómo tiene que ser un taxi adaptado, hoy te lo contamos.

Taxi adaptado: ¿cómo tiene que ser?

El taxi adaptado es un coche convencional que se ha modificado para poder atender a las personas que sufren de algún problema de movilidad reducida y/o que se desplacen en silla de ruedas.

Desde las administraciones se está trabajando para que al menos un 5% de las licencias de taxis de España lo sean para vehículos adaptados. Según la legislación, lo pueden usar tanto personas con algún tipo de movilidad reducida como cualquier otra persona. Asimismo, en poblaciones donde hay pocos taxis adaptados, las personas con sillas de ruedas tienen prioridad para utilizarlos.

Pero, ¿cómo debe ser un taxi adaptado para ser perfectamente accesible y válido? Deben cumplirse una serie de aspectos. En primer lugar, la altura mínima del hueco de acceso a la silla debe ser de 130 cm. Recordemos, que es la mínima. Mientras que el ancho mínimo libre de la puerta de acceso para la silla, 80 cm.

El eje vertical de las puertas abatibles debe cumplir con al menos un ángulo de 90 grados. Asimismo, debe existir un mecanismo de seguridad para evitar que se cierre la puerta de forma accidental, cuando el usuario entra o sale.

También debe haber un espacio mínimo para colocar la silla de al menos 120 x 70 cm. Así como una altura libre de 140 cm. Otro elemento que no puede faltar es el cinturón de seguridad, así como un asidero, el respaldo y el apoyacabezas.

Es fundamental que el acceso de la silla de ruedas al taxi adaptado sea por medio de una rampa. Ésta debe tener una anchura mínima de 70 cm y una longitud que no pase un 30% de la inclinación.

Por último, si se accede al asiento por laterales y el coche tiene una altura de más de 250 mm desde la calzada al umbral, deberá instalarse un escalón para que el acceso sea más fácil. La huella debe ser de al menos 200 mm.

Todos estos requisitos con los que debe cumplir el taxi adaptado están recogidos en una ley, concretamente en el ANEXO VII del Real Decreto 1544/2007, de 23 de noviembre; que se publicó en el BOE nº 290 del martes 4 de diciembre de 2007. También aparece la obligatoriedad de cumplir con el 5% de taxis adaptados en un plazo de 10 años, que finalizó en 2017.

¿Te ayudamos a adaptar tu taxi o vehículo de uso compartido? ¡Pregúntanos!