Talleres C.O.D.A. Valencia | 96 347 47 51 - 645 918 205 - 695 538 078 coda@tallerescoda.com

Rampas eléctricas: por qué instalarlas

En TalleresCoda queremos que ganes en independencia, que no tengas que pedir ayuda a un tercero para subirte a tu propio coche. Por ello, queremos hablarte de los beneficios de las rampas eléctricas y por qué deberías instalarlas.

En más de una ocasión te hemos hablado de las rampas para vehículos como una de las mejores soluciones para ganar en independencia, porque puedes subir fácilmente en silla de ruedas sin necesidad de ayuda.

Y es que, a la hora de hablar de las rampas para coches, tenemos eléctricas y manuales. Siendo las primeras más cómodas, pudiéndose adaptar fácilmente a los vehículos de las personas que tienen discapacidad o movilidad reducida, para que el coche sea accesible.

¿En qué se diferencian de las manuales?

Lo cierto, es que las rampas manuales son de fácil uso y permiten al usuario eliminar la altura para que pueda pasar con la silla de ruedas fácilmente. Se pueden acoplar al vehículo mediante la entrada lateral o trasera y pueden ser de distintos tipos. Sin embargo, las eléctricas van más allá.

Por ejemplo, en el caso de una plataforma eléctrica monobrazo, es un sistema compacto, ligero y muy seguro. Por medio de este sistema no se producen ruidos o vibraciones y están disponibles en distintos modelos y con distintas medidas. Se pueden instalar en la parte trasera o en el lateral.

Tenemos también la plataforma eléctrica doble brazo, un mecanismo ideal para las personas en silla de ruedas, para que puedan acceder al coche sin ayuda. También se pueden colocar en la parte trasera o lateral y sin esfuerzo.

Este tipo de rampas son especialmente cómodas dado que permiten una entrada sin sobreesfuerzos o riesgo de retroceso. Es decir, la persona en sí se sentirá mucho más segura al utilizarla la hora de subirse a su vehículo.

¿Por qué las eléctricas?

Aunque las plataformas eléctricas comparten objetivo con las manuales, tenemos importantes beneficios, porque permiten transportar a la persona en silla de ruedas del exterior al interior fácilmente.

Además, se puede poner en funcionamiento de manera fácil mediante un mando a distancia. Es la propia persona la que controla el movimiento de la plataforma. Por lo que solo hay que controlarlo desde ahí para poder utilizarla.

Si quieres la máxima independencia posible en tu coche y no tener que pedirle ayuda a nadie para subir, las rampas eléctricas son perfectas. Podrás controlarlas tú siempre que quieras.

¿Te ayudamos a adaptar tu vehículo?